DE FLECHAS Y FLECHADORES: LA LIBERTAD SEGÚN L@S ZAPATISTAS

 

0

Canek y Guy salieron de caza. Canek llevaba el arco y Guy las flechas. Se dirigieron a las madrigueras de los conejos. Caminaron por el monte y avanzaron hacia un descampado pedregoso. Las madrigueras estaban ahí. Canek pidió las flechas, y Guy, tímido, con sus ojos dulces, como de conejo, mostró el morral vacío. Canek no dijo nada y los dos regresaron silbando.

 tumblr_myeoa5TdNO1r03m0qo1_500

Desde los primeros años que aparecieron a la luz pública, escuché o leí en algún lugar que el Comandante Tacho decía: la lucha zapatista era como una escuela, una escuela que no tiene aulas, ni pupitres ni alumnos ni maestros, ni calificaciones ni grados… que era escuela porque había muchas ganas sobre todo de aprender, aprender a resistir, aprender a enseñar, aprender a ser libres.

Acaso uno, peleado con la formalidad del conocimiento, sobre todo con esa formalidad de Estado, de institución y ministerio, peleado con los métodos y modos, peleado con los tiempos entre comer y estudiar, trabajar y rendir… sentía desde quien sabe donde un aliento, un resquicio desde no sé cuándo, que invertían una lógica que permea a las izquierdas, subvertían una serie de procesos anquilosados en los archivos y en los museos, en los métodos de enseñanza oficial o cualquier otra forma de saber como poder dominador. La palabra zapatista, a lo mejor no nos enseñaba una nueva intuición si no mas bien algo mas modesto, que confiaramos en esa que reprimida teníamos de por sí.

Invisivilizados por los cotidianos mitos del libre mercado, por el sálvese quien pueda, poco a poco se iban haciendo perceptibles esos otros mundos, vivitos y coleando. Fue que por ellxs aprendimos a escuchar y a mirar, o al menos eso ha sido lo que lxs Zapatistas nos lo han advertido en su ¡Ya basta! Ahora, aquí, a lado, en uno mismo, en medio de todo. Los Pueblos Indios allí estaban, buscando, caminando, silbando como una flecha cruzando los tiempos.

1

Sin título

 

 

 

 

 

 

Paul Klee

 

30 años después se hace evidente y no podría tener otro nombre aunque ahora este tome un sentido insólito. La escuela, con sus espacios cerrados, apartada de su realidad, el distanciamiento de su objeto de estudio, sus competitividades, estandarización de la individualización a partir de calificaciones, premios y castigos. Quizás lo peor de la escuela no son sus procesos disciplinarios que ya es demasiado. Es esa manera de separar la mala hierba, de poner los conocimientos legítimos, válidos y verdaderos de los que no lo son y excluirlos imponiendo un orden legal. De otorgar a aquellos que cumplieron sus cursos un orgullo de arrogancia frente a los que no, pues hay que adaptarse al medio. De ordenar en una pirámide las competencias y facultades a los diferentes conocimientos y saberes apartándolos o substrayéndolos de sus suelos y jugos culturales para lanzarlos mágicamente al mercado universal. En tanto, lo de abajo, sus condiciones materiales donde emergió, es sólo una capa accidental que se degradará como raza menor, pues el saber encontrará una pureza modernizadora, capitalista.

Multiplicar las posibilidades de compartir, de aprender, crear autenticas practicas de apoyo mutuo. De Ejercito Zapatista a Escuelita Zapatista ¿Acaso la EZ es un ejercicio largo y paciente que no le queda más remedio que reinventarse y para ello comienzan procurando lo mínimo para una vida digna con sus propios medios y solidaridad de otras luchas, resistencias y pueblos manteniendo una cierta exterioridad ante el Estado?

Techo, Tierra, Trabajo Digno, Educación, Comunicación, Salud, Alimentación, Democracia, Justicia, Libertad, Independencia, Cultura, Paz. Pueblo ambulante sin manuales ni recetarios donde sólo hay que seguir instrucciones: “se hace Camino al andar”. Guardianes de la Madre-Tierra, flecha lanzada desde tiempos inmemorables por los pueblos originarios vuelve con sus mismos principios ético-políticos (bajar y no subir, obedecer y no mandar, convencer y no vencer, servir y no servirse, proponer y no imponer, construir y no destruir, representar y no suplantar). Se dice popularmente: no hay mejor escuela que la de la vida… y así es… una política de la resistencia como gobierno y no uno de tiranía con servidumbre voluntaria, resistencia creadora de los pueblos que viene de un futuro más antiguo que todo pasado.

Espejo que se rompe y sus pedazos multiplican sus reflejos.

scan10001

     2

 

“Son tan diestros para tirar, que antes de que la flecha pegue en el blanco, otra ha salido del arco, y otra, y otra. Y son tan diestros y tienen tan buena puntería, que si apuntan al ojo y tocan el párpado, dicen que es un mal tiro.”

F. A. de Ciudad Real.

 

Diciembre del 2013 una fecha, también una flecha. 6 días en la vida zapatista: comiendo lo que siembran y producen; caminando por tierras recuperadas; escuchando radio “la voz del viento”: canciones, noticias, entrevistas, sueños; participando en las jornadas de trabajo comunitario: la milpa, el cafetal, el cañaveral, el potrero; moviéndonos en su transporte municipal; bailando al son de corridos interpretados por sus grupos musicales; leyendo los libros que prepararon en las asambleas comunitarias justamente para esto; conociendo a viva voz de sus logros y carencias, sus proyectos de educación; de la creación de su clínica y todo el acondicionamiento de equipo, medicamento y promotoría; escuchando y apuntando la palabra de los responsables de los tres niveles de gobierno: local, municipal y junta del buen gobierno; hospedados en el calor de una familia de una comunidad de un municipio de un caracol… Abrigados por las historias de la lucha que corren desde antes de los años ‘80… Admirados por las otras luchas después del ’94: cómo se logró la organización, cómo se prepara la resistencia, cómo se conquista la libertad… ancianos, mujeres, niños, jóvenes, hombres… 5 Caracoles… un gran y elaborado despliegue logístico; una y otra y otra actividad encaminada a la Autonomía, la lucha… Las 13 demandas ahí envueltas por las prácticas y cosmovisiones de los pueblos, los pueblos en diferentes etnias y culturas mayas… de la ciudad al bosque de ahí a la selva, al campo a la piel desnuda de la tierra.   Pero todavía falta otra flecha y flechador a la vez… l@s Votánes…

PAUL KLEE

3

 

Canek dijo:
—Nunca te enorgullezcas de los frutos de tu inteligencia.
Sólo eres dueño del esfuerzo que pusiste en su cultivo; de lo
que logra, nada más eres un espectador. La inteligencia es
como una flecha: una vez que se aleja del arco, ya no la gobierna
nadie. Su vuelo depende de tu fuerza, pero también
del viento y, ¿por qué no decirlo?, del destino que camina detrás
de ella.

 

Una antigua tradición india de casi todo el continente habla de los Guardianes de la tierra. Aquellos hombres y mujeres elegidos por sus pueblos, elegidos por sus deidades para defender la tierra de los ataques del propio hombre, de las fuerzas y poderes sobrenaturales destructivos. Los guardianes, como el Chamán, el curandero, son parte de la cohesión de un pueblo. En las tradiciones que hablan de grandes catástrofes o de guerras intestinas cumplen ciclos, termina una humanidad y comienza otra. Los Guardianes aparecen y se encargan de volver a buscar la manera de crear una nueva, una que sea capaz de volver a la tierra como a la propia existencia. Los guardianes se mezclan con su pueblo. No se puede afirmar que todo el pueblo está llamado a ser guardan pero si que el guardián está llamado a ser una tendencia creativa en las fuerzas que constituyen el cuerpo del pueblo y el cuerpo de la Tierra. El guardián es una nueva sensibilidad, con nuevas maneras de percibir y de entender, es también nueva relación con lo animal y lo viviente. Los guardianes emparentan esta original sensibilidad a un animal o fuerza natural, se deviene jaguar, sol, colibrí, viento, trueno, flor, árbol, serpiente. En ese sentido el guardián se diferencia en su papel político de los jefes o gobernantes. Las fuerzas renovadoras son catalizadores de los poderes de gobierno diseminado en todo el pueblo, haciendo de sus devenires esencias potencian a la Tierra. Entre los pueblos mayas Votán le llaman al guardián, los zapatistas le dicen Votán, Guardián y corazón del Pueblo:

Entonces debe usted saber cuál es el lugar de Votán en la escuelita.  Porque resulta que el Votán es, como quien dice, la columna vertebral de la escuelita.  Es el método, el plan de estudios, la maestra-maestro, la escuela, el aula, el pizarrón, el cuaderno, el lapicero, el escritorio con la manzana, el recreo, el examen, la graduación, la toga y el birrete.

Sobre lo que significa “Votán” (o “Uotán”, o “Wotán”, o “Botán”) se ha dicho y escrito mucho: por ejemplo, que la palabra no existe en lengua maya y que no es sino una palabra, mal escuchada y mal traducida, de “Ool Tá aan”, que sería algo como “El Corazón que Habla”; que se refiere al terremoto; o el rugido del jaguar; o el palpitar del corazón de la tierra; o el corazón del cielo; o el corazón del agua; o el corazón de la montaña; o todo eso y más.  Pero, como en casi todo lo que se refiere a los pueblos originarios, se trata de versiones sobre versiones de quienes han pretendido dominar (a veces con el conocimiento) estas tierras y a sus pobladores.  Así que, a menos que tenga usted interés en elucubrar sobre interpretaciones de interpretaciones (que terminan por ignorar a los creadores), aquí nos referimos al significado que las zapatistas, los zapatistas, le damos a “Votán”.  Y sería algo así como “guardián y corazón del pueblo”, o “guardián y corazón de la tierra”, o “guardián y corazón del mundo”. SCIM Comunicado L@s Votánes.

Votán es una ternura, Eliver se hacía llamar. En medio de dianas y aplausos el Guardián se nos ha presentado, lleno de emoción nos toma la mano y nos va formando en medio de una gran bienvenida. Meses de preparación de íres y venires para este momento de en señas a enseñar, en señas a aprender: el encuentro.

Cuando el Votán se va volviendo en alguien más cercano que tu propia sombra, pasa que no sabemos qué decir cómo reaccionar, como pasa con nuestra sombra, que silenciosa y compañera pasa. Sucede que cuando uno se encuentra con su sombra quisiera decir tantas cosas, preguntar otras más, pero apenas nos damos cuenta que no hablamos el mismo idioma, nuestras palabras refieren diferentes realidades, mundos, nos encontramos al límite de nuestro lenguaje y requiere paciencia para poco a poco incorporarnos a la vida cotidiana, a la escuela de la vida, hasta que encontramos ese terreno común en el castilla, ese que nos propicia las coordenadas de la escucha y la mirada.

6 días en la vida, el Guardián se vuelve corazón y es al final cuando nos damos cuenta, algo se queda, se desdobla… se desterritorializa, pues si hay algo que los Votanes están atravezados es de Juventud, miles de Jóvenes Votanes, fuerza que camina como si viento y flecha se hicieran uno para conquistar la libertad: La mejor arma de la lucha zapatista, es la educación.

 scan10005

 

 4

 

En el espacio liso del Zen, la flecha ya no va de un punto a otro, sino que será recogida en un punto cualquiera, para ser reenviada a otro punto cualquiera, y tiende a permutar con el tirador y el blanco. El problema de la máquina de guerra es el del relevo, incluso con pobres medios, y no el problema arquitectónico del modelo o del monumento. Un pueblo ambulante de relevadores, en lugar de una ciudad modelo.

Mil Mesetas

 

Se dice que el ajedrez es un juego del Estado, que las piezas establecen una jerarquía burocrática y de clase, un peón nunca dejará de serlo ni cambiará su rol. El Go es un juego en el que no hay sujetos, el tablero no está cuadriculado. En uno se gana dándole jaque al rey eliminando un máximo de piezas, en el segundo se gana por ocupación, es decir boqueando y aislando por envolvimiento. Cada pieza actúa como una unidad aritmética irreductible a un sujeto. En el Go no se sacrifican piezas, en el ajedrez si.

En la izquierda en México pasa algo parecido, se cree que la toma del poder es lo único que nos queda por hacer subestimando todos estos años de fraude y podredumbre de la clase política. Pero lo que se cuestiona a la izquierda es esa manera de silenciar en un mediocre ajedrez a otros movimientos y formas organizativas sea como gobierno sea como organización civil, como partido político, reduciendo lo diverso y múltiple a la homogeneidad de un candidato y al gran momento electoral o eso tan básico de confundir: movimientos por movilizaciones. ¿Qué puede tener de pedagógico (im)poner a 2 gobernantes de izquierda de una ciudad-modelo como el D.F. en las que ha iniciado la privatización de agua, de los espacios públicos, de criminalizar la protesta social, en la proliferación de obras clasistas? Una ciudad donde los negocios de bienes raíces se han convertido en un paraíso para los más ricos. ¿No que primero los pobres?

Para que hablar entonces de los fraudes como los de ahora en la línea 12 del metro y el aumento al boleto. Del trato delincuencial a los jóvenes como en el News Divine, a los que protestaron el 1D#, a los que apoyaron al magisterio, a los quedenucian la arbitrariedad policial. ¿Qué se puede esperar de una izquierda que fomenta el culto al líder que todo lo puede? Que se sostiene del sueño electoral y la militancia como domesticación aborregada. A la confianza ciega de la representación, del “ya ganamos con solo reír”. Una izquierda que traslada sus errores y torpezas sin pudor a la otra izquierda que no se deja mangonear. 

Esa izquierda que ve pensando cómo comprarla, como culparla, como meterla a un programa mas de contención social. Una izquierda que olvida selectivamente como parte de su estrategia. Una que rompe las flechas del pueblo relevador y erige príncipes ineptos al puro estilo del PRI.

Contrario al dinero, fama y poder, lxs zapatistas intentan llevaros a lo más alto y noble, a ser ligeros como flechas, a ser modestos y sobrios. A que ningún líder sirve gobernar si buscamos la libertad, libertad política y colectiva y no esa interior e individual.

La EZ nos enseña que cada singularidad y el sentir de cada pueblo o comunidad es una potencia que no se reduce a un  metadiscurso en una lógica de mayorias contra minorias en una unidad que no dice nada sólo acentuar la orden del pastor.

Si algo aprendimos en la EZ es que lo central de sus relaciones y gobiernos no es el dinero, sino el apoyo, la búsqueda de formas diversas y básicas de autogestión para dar formas complejas de autonomía y autogobierno en la que el dienro queda como algo secundario. En esta sociedad no salen profesionales de la lucha social, ni cabecillas dispuestas a gobernar por un salario con toda la buena onda. El gobierno es de todxs, un gobierno rotativo, relevador y envolvente, coordinado, paciente, no jerarquizado, donde todo tiene que ver con todo.

scan10006

 

Haciendo resonancia, en otro contexto, en otro mundo, en otras tierras, otro pueblo de guardianes aplicaba:

Siempre que los guerrilleros makhnovistas entraban en una localidad, fijaban carteles que rezaban:

“La libertad de los campesinos y de los obreros les perteneces y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, entenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos (…) Los makhnovistas sólo pueden ayudarlos dándoles consejos u opiniones (…) pero no pueden ni quieren, en ningún caso, gobernarlos.”

 

De naturalezas distintas como el Ajedrez y el Go una izquierda que cree que la libertad se otorga y se recibe, libertad de libre albedrío, liberal  y otra que se conquista, puesto que la libertad se ejerce y no pide permiso para realizarse en su novedad.

klee10

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s